El emprendedor nace… y se hace

    Hace años escuchar «emprendedor» o «emprender» era algo de raros especímenes,  quizá de otras culturas, seguro de otros países, y vaya usted a saber, casi que de otros mundos.

    yoda et-el-extraterrestre

    Quienes nos sentimos genéticamente emprendedores, nos sentíamos sol@s, incomprendid@s, caídos de otro planeta. Como «Dios los cría y ellos se juntan», l@s emprendedores nos agrupamos, reunimos, nos juntamos… nos retroalimentamos y nos impulsamos. Y hoy emprender es algo normal . Hay programas para emprendedores, proyectos, «Angel Business» (supongo que sí existen, aunque nunca he conocido a nadie que hubiera tenido la experiencia religiosa de cruzarse con alguno en su camino)… pero sobretodo, sobretodo lo que hoy tenemos es comprensión social. Ojo, que no reconocimiento. Ojo, que no gran ayuda. La mínima, la justa. Pero sí claro, es ayuda. (¿Irónica hoy?)

    El espíritu emprendedor es reconocido como un elemento vital para el desarrollo económico y un motor para el crecimiento y la diversidad del sector privado.

    Pues mire usted, sí que será. Pero ayudas económicas, pocas.

    Y eso si tienes suerte de que tu proyecto no sea copiado por alguien con más recursos y contactos que tú. Sí, la vida del emprendedor tiene un elemento importante de suerte, que no azar.

    Sin embargo, el que lleva en su ADN  el gen del emprendimiento, sigue y sigue. Cae y se levanta. Se magulla y se unta ungüentos. Sentido alivio, sigue en pie. Busca a otr@s como él/ ella y cuando se encuentran…

    ¡¡ Ay querid@s !! Que tiemble el mundo cuando se encuentran. Porque NADIE podrá pararlos, nadie podrá PARARNOS.

    20161130_174624

    20161130_164348

     

    El Club de Empresas La Marina nació y tiene su razón de ser por y para el empresario. Por y para la empresa. Pero reflexiono yo…. ¿Acaso no hay empresas consolidadas que innovan, crean y recrean, reinventan lo inventado y además lo superan con su identidad propia? No asociemos emprendimiento a la persona o a la empresa joven por favor.

    Nuestro club, del cual me siento muy orgullosa de ser «su coach», es un club que efectivamente está para ayudar a crecer a las empresas en el concepto más tradicional que podamos entender, pero es a la vez el lugar de encuentro de empresas, empresarios y profesionales que nos ofrece la oportunidad, el momento y los recursos para innovar, abrir líneas nuevas de negocio, crear sinergias jamás antes imaginadas con otras empresas, conocer y descubrir una forma diferente de dar vida a nuestra actividad.

    La creatividad unida a la experiencia. La razón unida a la pasión. La ilusión como nexo común. Los conocimientos técnicos fusionados con el atrevimiento. La magia de la evolución está servida en nuestro Club de Empresas.

    Ya Darwin lo dijo antes de que naciera nuestro Club, unos cientos de años atrás.

    «No es la especie más fuerte la que sobrevive, sino la que mejor se adapta a los cambios» nos dijo.

    Y nosotr@s como buen@s emprendedores, la remodelamos a nuestro presente:

    «No es la empresa más grande la que sobrevive, sino la que mejor se adapta y crea sinergias en los cambios»

    20161130_174650

    En cada jornada de Networking, entendiendo éste de forma dinámica, diferente, fresca y útil, entendiendo esos tiempos que dedicamos a encontrarnos, dialogar y conocernos llamados networking como unos tiempos de inversión rentable para nuestra actividad, en esos tiempos de networking podemos aprovechar la oportunidad del momento … o tener la valentía de crearla.

    Leí en un libro (que por cierto recomiendo, «Los 88 peldaños del éxito) que existen unos momentos en la vida de toda persona, y por extensión, de todo emprendedor y de toda empresa, llamados «momentos atrévete». Son esos momentos en los que se te ocurre una idea «descabellada»/ «absurda»/»loca»/»atrevida»    que es tan descabellada, absurda, loca o atrevida que sólo pasarse por tu cabeza la tiras para atrás, la rechazas aunque el impulso de tu corazón te dice «¡HAZLO!»

    Ayer pude ver uno de esos momentos atrévete por parte de una dulce empresa, de la zona, mermeladas El Perolet :

    «¿Te importaría poner el spot publicitario que he hecho para estas navidades? A ver qué les parece al resto de los asistentes… » Me preguntó su fundador y alma máter (Jordi Aracil) Un empresario con un desarrollado gen del emprendimiento. Como el fundador de nuestro Club (Juan Gómez) , ve oportunidades y las genera.

    20161130_172443

    Bravo.

    Bravo por ese momento atrévete. Amparados por una temática (Técnicas de Venta) que invitaba al visionado de spots, vídeos promocionales, o cualquier otra excusa para dar a conocer nuestro producto o nuestro servicio, el momento de maximizar nuestra visibilidad si no existe, se puede crear. 

    Siempre encontrarán loc@s que les acompañaremos. Loc@s que alimentaremos y retroalimentaremos nuestros sueños. Porque ¿sabes? Aquello que existe en la realidad, antes de ser realizado fue pensado y soñado … 

     20161201_212515      frontal-imprenta-reparado

    ¿Te ha gustado el artículo? Gracias por compartirlo en tus redes sociales

    Puedes dejar tus comentarios o ponerte en contacto conmigo a través del formulario que verás bajo del mapa