Soft & Hard

     

    “Mientras que las habilidades técnicas o duras son necesarias
    para generar oportunidades laborales , las habilidades blandas o sociales son esenciales para retenerlo.”

     

    Habilidades transversales, competencias blandas, habilidades para la vida … cada vez escuchamos con más frecuencia estos conceptos, aunque muchas personas todavía no tienen claro qué significa exactamente.

    Normalmente consideramos a una persona competente o válida para un puesto de trabajo cuando aplica esos conocimientos técnicos que ha adquirido a los requerimientos del trabajo a realizar.

    ¿Basta con ello?

    Para ser verdaderamente competentes, debes ser capaz de relacionarte en el entorno en el que te muevas  y participar hábilmente con los clientes internos y externos, mantener una eficaz comunicación, gestionar los posibles conflictos que puedan surgir, mantener una actitud positiva pese a la tensión que pueda existir, generar gancho con tu interlocutor… en definitiva, tener una buena gestión de las habilidades comunicativas y para la vida.

    Sin embargo muchas personas consideran todavía que las habilidades  técnicas son las esenciales, cuando en realidad lo cierto es que una persona que tiene unos altos conocimientos y competencias técnicas pero que no es capaz de trabajar en equipo, de rendir en equipo, de comunicarse eficazmente con los demás, de resolver situaciones inesperadas o tener iniciativa, de comunicar las diferentes opiniones de forma asertiva … difícilmente alcanzará el éxito en sus propósitos.

    De hecho, los estudios nos ofrecen resultados alarmantes: cada vez es más fácil encontrar personas que posean altos conocimientos técnicos. De igual modo, cada vez es más complejo encontrar personas que desarrollen y articulen sus habilidades sociales en el ejercicio de su ámbito laboral.

    Encuestas realizadas a distintas empresas nos dan idea de las habilidades blandas más demandadas por el tejido empresarial. ¿Quieres saber cuáles son?

    • Buena comunicación
    • Buena organización
    • Trabajo en equipo
    • Puntualidad
    • Pensamiento crítico
    • Sociable
    • Ser creativo
    • Habilidades interpersonales de comunicación
    • Facilidad de adaptación
    • Personalidad amigable

     

    La importancia de estas habilidades es que no se aprenden en un manual, ni en la carrera, ni en un MBA… se aprenden practicándolas. Tomando conciencia de su necesidad, detectando su ausencia y actuando en consecuencia. Corresponden a esas capacidades personales que ayudan a las personas que interactuar fluida y eficazmente, satisfactoriamente con otras personas. Destacan las habilidades de comunicación y capacidad para trabajar en equipo.

    La lectura crítica, argumentación, liderazgo, auto conocimiento y expresión emocional comunicativa ayudan de forma importante a tener éxito en el desarrollo de las habilidades para la vida.

    Gracias por tu tiempo de lectura ♥

     

    Si crees que esta información es interesante recuerda compartir en tus redes

    Puedes dejar tus comentarios o ponerte en contacto conmigo a través del formulario

    Te invito a que me cuentes tu caso, sin ningún compromiso, te responderé con una propuesta de acción. Y si te gusta, seguimos hablando.

    Sesiones presenciales o vía Skype